RODALQUILAR

La comarca de Níjar esconde innumerables rincones curiosos, cargados de riqueza y que permiten al visitante sumergirse en un sinfín de historias diversas que tiene como marco escenarios que han representado durante mucho tiempos para sus ciudadanos parte de su historia y su vida.
Informante: pitaco, Fecha: 2009-06-26

La permeabilidad y la porosidad no sólo son propias del terreno de Rodalquilar, sino también de todo aquel visitante que siente el interés y se adentra en el origen volcánico de nuestra comarca.

Se trata de un recorrido por la fuente de recursos mineros que adoquinó gran parte de las ciudades españolas y que soñó con la tierra prometida tras el hallazgo de uno de los grandes tesoros del mundo: el oro.

El entorno de Rodalquilar nos presenta dos diferentes rutas que nos llevarán através de varios kilómetros de carreteras y caminos en los que descubrir la realidad con la que convivieron todos los habitantes en la zona y cuyos resto continúan marcando sus vidas y sus tradiciones.

ruta 1

Llegamos al punto de salida por la autovía Almería - Murcia, saliendo por el desvío de la N-341, dirección Carboneras. En la siguiente rotonda apreciaremos la señalización Venta del Pobre.

venta del pobre

Desde aquí comienza esta ruta que recorre parte de un antiguo trazado de tren, utilizado principalmente para el transporte de mineral de hierro y su posterior embarque en navíos de carga. La ruta completa del ferrocarril partiría desde Lucainena de las Torres y llegaría hasta la aldea de Aguamarga.

Se parte desde este punto por la carretera N-341 en dirección Carboneras.

Por esta carretera, bordeando la carretera nacional y pasando por el conocido paraje de la Palmerosa, discurría la antigua vía del ferrocarril. A partir de este punto hasta el cruce de Aguamarga seguiremos por la vía principal.

En el cruce entre la N-341 y la ALP-712, girar a la derecha para Aguamarga. Esta carretera discurre cercana a la vía del ferrocarril de la que no quedan restos visibles.

A unos 3 kilómetros del último cruce, dirección La Joya, nos encontramos el acceso a la hípica Aguamarga, donde se podrán realizar distintas rutas a caballo. Para acceder giraremos a la derecha y continuaremos por una pendiente. En una bifurcación de caminos posterior se tomará el camino de la izquierda hasta llegar a la hípica (Ver senderos a caballo).

Tras la visita a la hípica, volveremos al cruce y tomaremos dirección Aguamarga a la derecha.

A apenas 2 kilómetros del último cruce, a la derecha de la carretera dirección Aguamarga, se recomienda una parada para disfrutar de un conjunto antiguo de la Noria de Aguamarga. Además de sus restos, podemos contemplar una balsa, un pilón-abrevadero en el que las bestias reposaban y los túneles interiores del conjunto desde donde se extraía el agua.

Se continuará con el recorrido dirección Aguamarga siguiendo por la vía principal.

El olivo milenario

Se trata de un olivo milenario de extraordinarias dimensiones, y de máxima calidad mediterránea, y superior en edad y tamaño a los del Monte de los olivos de Jerusalén.

Se accede a través de una rambla cuya entrada se encuentra a la izquierda entre la Joya y Agua Amarga, justo antes de entrar al pueblo.

aguamarga

Aguamarga es una de las poblaciones costeras más pobladas de Níjar. Sostiene parte de su tradición pesquera, incluso habiendo pasado a ser un gran centro turístico. Es un lugar muy tranquilo, donde sus gentes velan por el cuidado de sus pequeños jardines y huertas. Se recomienda un paseo por el pueblo y por su playa.

Existe un sendero que nos guiará hasta las calas de Enmedio y El Plomo. Para llegar a él, giraremos a la derecha a la entrada del pueblo por una cuesta y seguiremos las indicaciones a través de una pequeña pista de tierra.

Desde la entrada al pueblo giraremos a la izquierda por la carretera asfaltada para llegar a la zona del cargamento mineral. Se accede girando a la derecha antes del cartel del término municipal de Carboneras.

minas de aguamarga

A partir de este punto se pueden visitar las instalaciones del antiguo cargadero de mineral y podremos disfrutar de maravillosas vistas del mar y de su playa.

Aparcar a el vehículo a la entrada para continuar a pie.

Se comenzará por un pequeño sendero que recorre el promontorio donde en su día, se construyeron las instalaciones del cargadero.

Desde la zona alta pueden apreciarse grandes panorámicas del mar, del pueblo de Aguamarga y de las instalaciones inferiores (la zona de cargadero). Se pueden observar depósitos para el mineral, túneles, aljibes y un cargadero metálico. La vista opuesta al pueblo nos permite ver una imponente formación geológica llamada Mesa Roldán, un domo volcánico formado hace cerca de 9 millones de años. Su parte superior está coronada por un depósito de sedimentos marinos (porites, algas, bivalvos, etc.) y arrecifes de coral.

ruta 2

Esta segunda ruta, de igual belleza a la anterior, nos adentra de lleno en el pasado minero de Rodalquilar y en la historia de sus minas de oro.

rodalquilar

Esta ruta comienza en la plaza del pueblo de Rodalquilar, aldea de tradición minera desde el siglo XVI. Actualmente es una aldea tranquila, en gran parte gracias a la perfecta integración paisajística de las nuevas construcciones. Se recomienda un pequeño paseo por el pueblo nuevo y por las ruinas de las antiguas viviendas mineras.

Se tomará el cruce en dirección a la parte alta de la aldea. Dejaremos la rambla a la izquierda y subiremos por la carretera de la derecha.

En la parte superior de la aldea se ubican diversos edificios característicos de la zona de Rodalquilar.

Por su especial belleza, se recomienda visitar la iglesia de Rodalquilar, el centro de recursos telemáticos de Rodalquilar, el jardín botánico El Albardinal y el anfiteatro de Rodalquilar, una construcción moderna y totalmente integrada en el entorno. También está la oficina de medio ambiente y el centro de exposiciones.

Avanzamos en nuestro vehículo unos 200 metros hasta la Casa de Los Volcanes, aparcando en el parking cercano.

casa de los volcanes

Es un museo de interpretación geominera, que presta especial atención al vulcanismo del Parque Natural de Cabo de Gata -Níjar y a su pasado minero.

Tras la Casa de Los Volcanes existe un mirador desde el que contemplaremos el valle Rodalquilar, desde una situación realmente privilegiada.

Se recomienda visitar la parte baja de las instalaciones mineras, con especial atención a la parte de los tanques y tornillos lavadores.

La ruta puede continuar en bicicleta. La dificultad es media.

Desde el parking, volvemos hacia el pueblo y tomamos la primera curva a la derecha para subir hacia la parte alta de la construcción de las minas de oro. Comienza la pista de tierra con un estado irregular. Se recomienda disponer de un vehículo 4x4 o circular con cautela si se viaja con un turismo. Dejaremos a la derecha los tanques y tornillos lavadores y, pasando por debajo de la tolva principal, continuaremos por el camino.

Encontraremos una bifurcación de caminos y, aunque ambos llegan a la parte alta de las minas, por la parte izquierda seguiremos apreciando las instalaciones mineras.

Llegaremos a un mirador sobre las construcciones mineras y sobre el Valle de Rodalquilar, de excepcional belleza. Podremos apreciar la inmensidad natural del valle con el mar de fondo y todas las construcciones pertenecientes a los diferentes procesos metalúrgicos del oro.

Al otro lado de la carretera hay otras vistas panorámicas sobre bocas de minas a cielo abierto y antiguas instalaciones en el interior del Cerro del Cinto.

Continuamos nuestro viaje por la vía principal en dirección al Cortijo del Fraile. Aproximadamente a un kilómetro del mirador y en una zona abarrancada, podremos ver, a la izquierda, un pequeño túnel de color blanco y dorado. Se recomienda parar en esta zona.

Adentrándonos por el túnel, tendremos una preciosa vista de un pequeño valle ubicado entre las escarpadas elevaciones en las que yacen restos del antiguo pueblo minero de San Diego.

Siguiendo la pista principal veremos distintas bocas de minas a izquierda y derecha y apreciaremos las distintas tonalidades en la roca. Aquí también podremos contemplar los restos de un aljibe, ubicado a unos 500 metros a la izquierda de la vía principal.

Avanzamos por la vía hasta llegar a un cruce de caminos.

A la izquierda del cruce, comienza un sendero a pie.

Giraremos a la derecha a través de un camino bordeado por pitas y con vistas sobre el Cerro del Cinto, zona de la cual se extrajeron mayores cantidades de oro de la caldera volcánica de Rodalquilar.

El cortijo del fraile

Así llegamos a El Cortijo del Fraile, construido en el siglo XVIII por los frailes del Convento de Santo Domingo de Almería, para atender a los cultivos de olivos y cepas de vino. Este cortijo de gran belleza y tamaño dispone de capilla, mausoleo, aljibe, etc., y en 1928 fue escenario del famoso crimen pasional que dio lugar a la novela Bodas de Sangre de Federico García Lorca. A partir del siglo XIX dejó de pertenecer al clero y en la actualidad hay varios proyectos que pretenden resturanlo para poner en marcha varias acciones relacionadas con el poeta granadino y el entorno en el que se encuentra.
El descanso y el cuidado del cuerpo, no esta reñidos con la diversión
El descanso y el cuidado del cuerpo, no esta reñidos con la diversión

El descanso y el cuidado del cuerpo, no esta reñidos con la diversión, por eso en el SPA Calagrande.

Leer mas

Actividades de Rodalquilar Arte
Actividades de Rodalquilar Arte

Asociación Rodalquilarte organiza: lectura de textos y…

Leer mas

13, 14, 15 de Abril VIII Desembarco Pirata en San Jose  2018
13, 14, 15 de Abril VIII Desembarco Pirata en San Jose 2018

"Un día los habitantes de San José se dieron cuenta de que un pueblo sin fiestas era como un jardín sin flores y la…

Leer mas

Carmen de Burgos y Rodalquilar
Carmen de Burgos y Rodalquilar

Ya no entendemos Rodalquilar sin Carmen…

Leer mas

Un Mar de Solidaridad
Un Mar de Solidaridad

Como cada año Mar Solidaridad llena…

Leer mas