Playas de San José

Playas de San José. La playa más urbana del parque y también, según para quién, la playa más cómoda por sus servicios. Pero no podemos hablar de la playa de San José si no de las playas, porque la bahía de San José da lugar, además de la playa principal, junto al pequeño paseo y el puerto deportivo, a unas
cuantas calitas de lo más agradable. Para empezar toda la bahía de San José, limitada a un lado por el Puerto Deportivo y al otro por la Guardia Civil, está balizada, vigilada y equipada, durante sólo los meses de verano eso sí, de papeleras, duchas y vigilantes de la playa.

 

Playas
de San José

Playas
de San José

La
playa más urbana del parque y también, según para quién, la playa más
cómoda por sus servicios. Pero no podemos hablar de la playa de San José
si no de las playas, porque la bahía de San José da lugar, además de la
playa principal, junto al pequeño paseo y el puerto deportivo, a unas
cuantas calitas de lo más agradable.
Para empezar toda la bahía de San José, limitada a un lado por el Puerto
Deportivo y al otro por la Guardia Civil, está balizada, vigilada y equipada,
durante sólo los meses de verano eso sí, de papeleras, duchas y vigilantes
de la playa.
En la playa principal, la que hay junto al paseo, hay además un pasillo
de entrada y salida para pequeñas embarcaciones como “pedalones” y tablas
de wind-surf, además de unos vestuarios y el puesto de socorro. Toda es
de arena fina, bastante limpia porque tiene mantenimiento y también la
más llena seguramente, aunque aún my lejos de la masificación de las típicas
playas mediterraneas.
Además de los “pedalones” se alquilan sombrillas y tumbonas a un lado
de la playa y hay algunas redes para jugar boley. Aunque en ninguna playa
ni calita de San José hay chiringuitos todo está cerca, y desde cualquiera
de ellas accederemos fácilmente a cualquier bar, restaurante o heladería.

La playa principal es grande como para pasear y se puede andar toda la
bahía mojándose los pies, eso sí, un par de veces.
Si avanzamos hacia el otro lado de la bahía encontraremos varias calas,
algunas con alguna roca fácil de sortear: la playa de la cruz, la cala
del maimono, la cala del hotel… así hasta llegar a la última playa de
San José:


La Calilla, una playa de las más típicas de ambiente marcadamente familiar,
una calita hermosa, con rocas a un lado que hacen las delicias de los
niños con gafas de bucear, pero ojo, una playa tranquila cuando el mar
está en calma y bastante peligrosa cuando hay resaca.

Y aquí se acaban las playitas de San José, pero si seguimos paseando por
la carretera que avanza junto al mar hacia el final de la bahía llegaremos
hasta Piedra Gálvez, no sé de donde le viene el nombre pero es una gran
roca de muy fácil acceso donde se junta gente a pescar, a mirar el mar,
a bucear… y si seguimos hasta el final de los finales, junto a la guardia
civil, tambien hay rocas desde las que ver el mar y donde rompen las olas
y anidan las gaviotas. Y en la otra punta de la bahía el puerto. Que disfruten.



Si quieres puedes ampliarnos esta
información con tu experiencia escribenos

A %d blogueros les gusta esto: