<< Volver a Información

Abuelos de San José

LOS ABUELOS DEL PARQUE,
Elias.P.F.San José Almería 2002

Los vemos deambular por las calles tranquilas de nuestras barriadas, la mayoría de ellos mirando al mar, siempre mirando al mar, su mar.

Desde esta página me gustaría hacerles un homenaje a ellos, a nuestros mayores.

Poco a poco les iremos conociendo, intentaré presentaros a todos o a casi todos, algunos se nos han ido quedando en el camino. Sirva esta página como recuerdo y homenaje para ellos, para nuestros abuelos del parque.


LOS ABUELOS DEL PARQUE,
Elias.P.F.San José Almería 2002:
MANUEL GARRIDO VILLEGAS

Os presentamos Manuel Garrido Villegas de San José ¿ Pero quien es Manuel Garrido Villegas? Nadie le conoce por este nombre, ahora que si decimos que se trata de "José El Gato ",  ése si que es popular.

 


Vino al mundo el 18 de  Octubre de 1.928 en San José y nació en una casita pequeña y humilde pero llena de cariño y que había enfrente de Frasquito. Sus padres pescadores, ¿qué otra profesión podrían tener en San José por aquellos entonces?. Su padre también nació en San José, su abuelo era albañil y las cosas de la vida, él fue el que hizo el cementerio y él fue el que lo estrenó. Se fue con 19 años a realizar el servicio militar, después se fue a Ceuta a trabajar en la almadraba, y compaginaba 8 meses de trabajo con 4 de descanso en su San José de su alma. Le gusta la mar, y su afición favorita “el trasmallo”. Al”Gato” siempre le amanece en la mar.

 



 


Y se pasa el mayor tiempo del día entre redes y remiendos 

 
      


Dicen que detrás de un gran hombre hay una gran mujer. El Gato tiene la suerte de tener una gran mujer “su” Angeles como él dice, la que le lleva el café calentito al barco porque al Gato se le ha olvidado de comer, está remendando, siempre está remendando.

Angeles tenía 17 años cuando se casó, y él 25. “ Su” Ángeles le ha dado tres hijos de los que viven dos. Tiene un nieto que pronto será un prestigioso abogado y cuatro nietas que son las niñas de sus ojos, de esos ojos acostumbrados a ver la mar, esa mar que es su vida y la que lo mantiene hecho un chaval....y como buen gato.....pues con el “rabo” tieso como él dice.


LOS ABUELOS DEL PARQUE,
Elias.P.F.San José Almería 2002:
LUIS VILLEGAS JIMENEZ

Voy a presentaros a otro abuelo entrañable, se llama Luis Villegas Jiménez, le veréis sentado en la puerta de su casa tomando el sol con la mirada perdida en sus recuerdos en compañía de su bastón. Las piernas ya no son las de antes ¿ Verdad tío Luis?



Por aquellas cosas de la vida vio la luz en Rodalquilar, como podía haber sido en Las Bocas, o en El Pozo, o en San José, pero fue donde su madre se puso de parto aquel 11 de Junio de 1.919.

Desgraciadamente la madre de Luis se quedó sin leche para poder alimentar a su criatura, entonces no había biberones ni leches maternizadas, sólo el instinto de una madre y la lucha por la supervivencia que le obligaron a que Luis fuese amamantado por una cabra, sí, por una cabra...  ¡ Qué penuria Dios mío! .

Y así creció Luis, entre esparto, ovejas, monte, canteras, minas… hasta que se fue a la almadraba de Ceuta. Casi todos los mozos de San José se iban a la almadraba de Ceuta.

Todos los de su “quinta” lo conocen por “el minuto” si, así le dicen: “Luis el minuto”, porque en su afán de servir a sus amigos todo lo resuelve en un minuto.

Su vida está llena de anécdotas para escribir un libro entero, pero de lo que aquí se trata es de daros a conocer un lugar y un rincón de nuestra geografía a través de las personas arraigadas en el paisaje, en el lugar y en sus costumbres, de cómo era y como es ahora ese lugar que a veces pasa desapercibido a nuestros sentidos.

Basta deciros que a Luis lo alistaron para la “guerra “ y se tiró 7 años de mili porque no lo podían devolver a su hogar. ¿Por qué? os preguntareis, pues muy sencillo, cuando le preguntaban que de dónde era él decía que de un pueblo que se llamaba GUIJAS  y nadie sabía dónde estaba ese pueblo. ¡ Cómo lo iban a saber!

        El pobre de Luis no se acordaba que su pueblo se llamaba NIJAR.

La vida le dio 3 hijos, de los que tiene 8 nietos que son la alegría de un hombre al que la vida, dura y escasa de recursos al principio, le ha colmado de felicidad y cariño.

Te queremos tío Luis

Fuente: Elias P.F