<< Volver a Información

Torres y fortificaciones de Cabo de Gata.

TORRES CASTILLOS Y FORTICIACIONES EN CABO DE GATA Y ALREDEDORES


CORTIJO FORTIFICADO DE LA RAMBLA DEL PLOMO

Este edificio nació con clara vocación agrícola, pero reforzado por la necesidad de defensa; presumiblemente fue construido entre el siglo XVII y mediados del XVIII, en su primera etapa, para defender la fuente y tierras de labor existentes en la rambla del Plomo, donde se instalaron algunos campesinos, y el paso hacia el interior por dicha rambla de los piratas, que desembarcaban en la cala del mismo nombre. Cuando se sentían amenazados, los campesinos se encerraban en el cortijo, donde se defendían como podían y esperaban a que los piratas volvieran a embarcarse. El cortijo se amplió y reformó a finales del siglo XVIII, cuando se tranquilizó la zona. La edificación parece que se construyó por iniciativa privada, pero es evidente que se hizo para protegerse y no deja de ser un curioso ejemplo de cortijo fortificado.
Hoy en día sigue en manos privadas, pero, por suerte, en las de alguien que conoce su historia y su función.


TORRE ARTILLADA DE MESA ROLDÁN

La actual torre está construida sobre la estancia de la Mesa de Roldán de la que ya se tenía noticia en 1497; siendo considerada la más peligrosa de la sierra de Cabo de Gata, por lo que sus guardas cobraban más que los de otras estancias de la zona. Esta estancia será testigo de numerosas correrías de piratas berberiscos, llegando después del "Levantamiento de los moriscos" a quedar vacía por su peligrosidad.
En 1764, reinando Carlos III, se recuperó su uso dotándola de un cabo y tres torreros, que recibían munición del Castillo de San Andrés de la Carbonera. Poco después se aceptó la construcción sobre la vieja estancia, de la torre artillada con capacidad para dos cañones, que había proyectado José Crame, bastantes años antes. Su construcción se concluyó sobre 1766. Se hizo con capacidad para dos cañones de 24 libras, que enseguida se revelarían inútiles como artillería, debido a lo elevado del terreno (220 m. sobre el nivel del mar) y su distancia a la orilla del mar, por lo que seguramente nunca llegarían a montarse. En diciembre de 1768 una fuerte tempestad asoló la Mesa de Roldán, un rayo cayó sobre la torre afectando a dos tinglados que tenía adosados, pero ésta se mantuvo casi intacta. En la segunda mitad el siglo XIX, sería traspasada, como las demás, al cuerpo de Carabineros como atalaya para la vigilancia policial, pero no se tiene constancia de que la utilizaran para este fin. En 1863 se inauguró el faro que se había construido en sus inmediaciones y se sabe que, hasta entonces, había permanecido un tiempo siendo utilizada para hacer el servicio de señalización de la costa, por medio de una hoguera, que prendía en su cima el vecino de Carboneras Antonio José Belmonte.




Castillo de San Pedro

Situado en la cala del mismo nombre, en el tramo de costa que va desde la población de Las Negras a Agua Amarga. Sus muros soportaron contiendas militares y defendieron un punto estratégico de nuestro litoral durante siglos. Es el más claro ejemplo del vilipendio y lo infravalorado en que se tiene el patrimonio histórico de nuestro Parque Natural. No hace mucho tiempo se puso en venta y fue adquirido por un particular, pudiendo haber ejercido la Junta de Andalucía su derecho de retracto, pero no lo hizo.
En sus inmediaciones reside una comunidad de personas que contemplan de primera mano cómo día a día lo que queda del Castillo de San Pedro se ve reducido a escombros ante la pasividad más absoluta de los responsables de su conservación.
Se sigue admirando su magnífico torreón frente al mar (ver foto de portada) pero al rodear el monumento se descubre como los recientes derrumbes amenazan su estabilidad y auguran nuevos problemas



Torre de Los Alumbres

También llamada Castillo de la Ermita, está situada junto a la rambla del Playazo de Rodalquilar. En el siglo XVI este edificio tuvo un doble uso minero y militar, sirviendo de defensa a los habitantes del antiguo Rodalquilar que se situaba entorno a este castillo, además en él se trataba el mineral extraído de los yacimientos del cerro de la Molata, principalmente, para la obtención de alumbre (empleado antiguamente para fijar los colores en los tejidos). Actualmente la edificación está muy deteriorada, con su base notablemente socavada, lo que anuncia un inminente desplome de la torre si no se acomete una actuación urgente para impedirlo.
Esta fortificación se ha utilizado como corral para ganado, lo que pone de manifiesto el menosprecio que se hace del patrimonio histórico arquitectónico de nuestro Parque Natural.


Fuente:cabodegata.net
Autor:Paco Mendoza

Estamos recopilando este articulo, seguimos trabajando para ofrecerle más información.


Fuente: Contenidos parquenat

contenidos@parquenatural.com