Cala del Plomo

Anchura: 10 m
Longitud: 260 m
Arena: dorada
Paraje realmente bello perdido en el tiempo y en el espacio, de acceso complicado pero posible a través de un camino sin asfaltar en mal estado. Acoge varias cortijadas y una pequeña vega disonante con la aridez del territorio, lo que enriquece el cromatismo de este enclave. La playa es de aguas tranquilas, limpias y cristalinas, excelentes para el baño cuando no hay oleajes. Se practica el nudismo. No dispone de servicios, por lo que se recomienda llevar vituallas. Se puede llegar en coche tras recorrer unos 5 Kms. por pista de tierra. Es de arena y piedras. Al inicio hay un camino de tierra que conduce a la todavía más recóndita Cala de Enmedio. No hay servicios de ningún tipo, aunque hay un par de casas. Tranquidad asegurada.