Ruta La Molata de Cabo de Gata

Descripción:

Coordenadas:

 Inicio: 36º 51’ 44,73”N — 2º 0’ 20,21”O

 Final: 36º 52’ 20,28”N — 2º 0’ 12,14”O

 

Con los ojos bien abiertos

No faltan detalles para observar en esta costa, dentro y fuera del agua. El buceo puede practicar-se fácilmente durante casi todo el año. Los fondos marinos tienen una sorprendente belleza y una gran diversidad de vida animal y vegetal. Son especialmente interesantes los arrecifes vermétidos, formados por el caparazón de unos gusanos. En las areniscas de tierra firme se encuentran numerosos restos fósiles que muestran su pasado submarino. Pueden distinguirse especies similares a las que encontramos actualmente en este mar (erizos irregulares, bivalvos, crustáceos, etc.). Las plantas muestran todo un abanico de adaptaciones a las adversidades de un medio árido y salino, revelando importantes matices de la historia natural del cabo de Gata y su entorno.

 

Cómo Llegar:

De la carretera AL-4200, a 1 km de Rodalquilar en sentido Las Negras, tomamos una pista

asfaltada en dirección a El Playazo, por la que haremos unos dos kilómetros. En El Playazo

nos dirigiremos hacia el castillo de San Ramón, cerca del cual se inicia el sendero.

 

Aparcamientos:

No hay aparcamiento habilitado justo al inicio del sendero, aunque sí a la entrada de El

Playazo. También lo hay al final del sendero, junto al camping.

 

Senderos Próximos:

El parque natural tiene una amplia oferta de senderos señalizados. Entre los más próximos

están Cerro del Cinto y San Pedro - El Plomo - Agua Amarga.

 

Perfil del Recorrido:

- Trayecto: Lineal

- Longitud: 1,5 km

- Tiempo estimado: 1 hora

- Dificultad: Media

- Tipo camino:Senda o carril

- Sombra: Poca o nula

- Autorización especial: No es necesaria

- Recomendaciones: Llevar agua potable y vestimenta y calzado adecuados. Cerciorarse de la potabilidad del agua de las fuentes.

- Paisaje/vegetación: Franja litoral abrupta, en la que dominan los acantilados, entre los que aparecen pequeñas calas con o sin playas. Salpicando el terreno, vistosas matas de especies autóctonas (palmito, cambrón, cornical…) o introducidas (pitas o chumberas). Construcciones militares históricas y poblaciones costeras ligadas en su origen a la pesca.

 

- Desnivel máximo: 64 m

- Cota máxima: 66 m

- Cota mínima: 2 m

 

El Playazo

El valle de Rodalquilar, que realmente no es un valle sino una caldera volcánica, se extiende hasta el borde del mar, donde está El Playazo, una playa relativamente amplia en una costa salpicada de pequeñas calas. A un kilómetro de Rodalquilar, sale de la carretera AL-4200 una

pista asfaltada, por la que haremos unos dos kilómetros hasta llegar a sus arenas. A medio

camino encontraremos a nuestra derecha la torre de Los Alumbres, llamada así porque fue construida a principios del siglo XVI para la defensa, ante los ataques berberiscos, de la mina de alumbres -sustancias utilizadas en la industria textil para fijar tintes- que entonces se explotaba en Rodalquilar. Tras diversos avatares, la torre cayó en desuso y se construyeron otras fortalezas, como el castillo de San Ramón al que nos dirigimos.

Este castillo -en rigor, una batería costera- se encuentra en la punta norte de la ensenada de El Playazo, adonde debemos dirigirnos para situarnos en el inicio de sendero (ver [1] en el

mapa), a poco menos de doscientos metros. Resultan interesantes las vistas de esta antigua fortaleza, construida en tiempos de Carlos III como parte de un sistema defensivo que pretendía cambiar la suerte de unas costas despobladas por su peligrosidad.

 

De la arena a la roca

Remontamos parcialmente la ladera del cerro de la Molata, que da nombre al sendero, alejándonos algo de la costa. Veremos tierras que fueron cultivadas en terrazas, que se sostenían con muros de piedra, llamados balates. Cruzaremos una pasarela de madera [2] sobre un pequeño barranco para aproximarnos de nuevo a la costa. Unos cuatrocientos metros más adelante tendremos la oportunidad de asomarnos a un mirador [3] por encima del acantilado. Disfrutaremos aquí de una espléndida vista de El Playazo, de la ensenada y de los acantilados.

Volveremos a subir una ligera pendiente de unos doscientos metros para alcanzar un punto [4] en el que se nos abren nuevas vistas de la costa en la dirección en la que avanzamos. Al fondo veremos la Rellana de San Pedro y Mesa Roldán.

 

Cala del Cuervo

Es un tramo del camino adecuado para observar los distintos tipos de plantas que crecen a nuestro alrededor, y reparar en las también variadas estrategias de supervivencia que aplican para hacer frente a la escasez de agua.

Avanzaremos a cota unos trescientos metros más para llegar a un alto [5] sobre la cala del Cuervo. Se nos brinda una hermosa vista de la cala, y tras ella la playa de las Negras y el

Cerro Negro al fondo. El camino baja zigzagueando a la cala del Cuervo, donde se encuentra un camping, junto al cual finaliza el sendero [6].

 

La Molata

Tal vez sean los colores -sus matices, contrastes, texturas, disposiciones- los que embaucan los sentidos mientras se recorre este sendero costero del parque natural, y hacen que no se pueda dejar de contemplar tan espléndidos paisajes. La riqueza natural, geológica y biológica, es tangible, como también lo es el patrimonio histórico y cultural del lugar, con dos

importantes monumentos relacionados con la defensa de unas costas que estuvieron casi despobladas durante siglos por la amenaza que suponían las razias piratas.

 

BUENAS PRÁCTICAS

Deposite la basura en contenedores

Respete los bienes y propiedades privadas

No se permite la captura de animales

No se permite encender fuego

No se permite la pesca

Camina por los senderos marcados

No se permite la acampada libre

Descargas para navegadores y Gps: google earth GPXOzi Explorer