Playa de Los Genoveses

Anchura: 80 m
Longitud: 1180 m
Arena: oscura
Carretera: desde San José

Probablemente la bahía más bella del Parque Natural de Cabo de Gata y uno de los rincones más especiales del Mediterraneo. ¿Exageramos?, comprobaréis que no. Una bahía virgen, sin edificios, sin tendidos eléctricos, sin chiringuitos, sin carreteras... esperamos que por mucho tiempo, y es que en contra del grado de protección de la zona y belleza y riqueza inusual de la misma, son muchos los intentos que se han hecho de comunicar, urbanizar y "civilizar" esta bahía, lo que de nuevo demuestra que somos de lo más incivilizados: la última pretensión es asfaltar los accesos, mientras la tendencia en otros espacios naturales protegidos es poner transportes comunes y limitar el número de visitantes. Pero hablemos de La Bahía de Los Genoveses: Podemos acceder andando por un sendero de inusual belleza, que parte del final de la Bahía de San José y rodea la montaña que separa este núcleo urbano y la bahía. Un sendero rodeado de espartos, lavandas, tomillos... y desde el que se nos ofrece una panorámica de toda la bahía con el Morrón de los Genoveses al fondo. Este sendero está recomendado para todo tipo de andarines pero no es apto para carritos o bicis, tan sólo a pie. Si el mar está en calma iremos observando un fondo marino en el que algunas rocas oscurecen el color turquesa. Poco a poco se nos ofrecerá una panorámica de Los Genoveses, un arco de mar, luego arena, unos eucaliptos donde resguardarse del sol, unas dunas al fondo donde protegerse del viento y la orilla, dependiendo del viento que haya movido el mar, con unas algas al principio y algunas piedras, que luego dejan la mayor parte de la extensión de la playa libre, sólo con arena fina, un mar amigable en el que entras poco a poco, con paciencia hasta que logras dificilmente que el agua te cubra. Para acceder a este sendero iremos hasta el final de San José y justo antes de llegar a la Guardia Civil encontraremos un bloque de casas azules y blancos que dejaremos a mano izda. hasta encontrar una pista de tierra, que nos conducirá hasta el sendero. Podeis disfrutar del nuevo mirador creado sobre la contruccion ilegal de un hotel que la junta ha derribado, para disfrute de todos los amantes del parque. Otro camino a pie para llegar a Los Genoveses es desde El Molino, donde comienza la pista de tierra que lleva en coche a Genoveses, justo a la entrada a la impresionante olla volcánica que conforma el valle donde se sitúa esta bahía. Desde el molino sale una servidumbre de paso o camino que, en un paisaje típicamente mejicano, nos llevará por un sendero bordeado de pitas hasta una zona más frondosa, donde crecen adelfas en las ramblas; además apreciaremos el interior de la bahía, con cultivo tradicional de chumberas, y que gracias a la falta de herbicidas presenta en primavera un paisaje espectacular de amapolas, siemprevivas, campanas moradas, flores amarillas... Si vamos en coche hay un parking público que dista unos 500 mts. de la orilla del mar, pero también podemos encontrar pasado el molino, una entrada anterior cerrada al tráfico por portones metálicos pero ideal para caminantes y ciclistas, que nos permite pasear hasta el mar por un camino ancho y liso, estupendo para carritos, bicis o personas mayores, rodeado esta vez de pinos. Aconsejamos llevar agua y protección solar y recomendamos encarecidamente no abandonar ningún tipo de basura (incluídas las colillas altamente contaminantes) en ningún lugar que no sean los contenedores de basura, ya que en los periodos de alta ocupación esta maravillosa playa no tiene, por desgracia, ningún mantenimiento ni limpieza ni nada que se le parezca. En los meses de Julio y Agosto así como en semana santa Genoveses está muy concurrido, aunque aún lejos de la masificación de otros lugares gracias al control que hay en sus entrada y que limita la entrada de vehículos una vez han pasado los que se estima tienen lugar para aparcar. Una playa siempre permisiva y diversificada donde algunos practican el naturismo y otros no. Una playa que ocupa toda la bahía de los Genoveses lo que la hace ideal para dar largos paseos a la orilla del mar. Pedimos encarecidamente desde aquí que los coches hagan caso de la indicación al principio de la pista de no correr a más de 20 km./h, ya que algunos todoterreno parecen hacer prácticas para el "Paris Dakar" y envuelven al resto de los mortales en una espesa nube de polvo. Disfrutar de este lugar, esperamos que siga así para que lo disfruten también las próximas generaciones.